UFCW Canadá pide al Gobierno Mexicano que acabe con la discriminación por motivos de género en contra de las trabajadoras agrícolas migrantes

Print E-mail

Ciudad de México - 10 de Julio 2014 – El sindicato líder de Canadá para los trabajadores migrantes ha presentado una denuncia formal ante la Comisión de Derechos Humanos de México, en nombre de las trabajadoras agrícolas. UFCW Canadá ha pedido a la Comisión que envíe una recomendación de inmediato al gobierno mexicano para prohibir a los empleadores en Canadá el uso de criterios de género en el proceso de selección de los trabajadores agrícolas migrantes.

En confabulación con los gobiernos de México y Canadá, los empresarios que participan en el Programa de Trabajadores Agrícolas Temporales (SAWP por sus siglas en inglés) pueden discriminar a las trabajadoras agrícolas migrantes por su género. En promedio, menos del 4% de los trabajadores agrícolas migrantes que vienen a Canadá cada año son mujeres. Cuando las autoridades mexicanas fueron cuestionadas por el bajo porcentaje de mujeres, éstas se excusaron diciendo que no tenían nada que ver y culparon a los empleadores canadienses por el uso del género como criterio para elegir a los trabajadores. Sin embargo, en virtud del Memorando de Entendimiento entre México-Canadá, el gobierno Mexicano es en última instancia responsable de supervisar el proceso por el cual sus ciudadanos son reclutados por empleadores en Canadá.

La práctica de la discriminación por motivos de género en la contratación de trabajadores agrícolas migrantes viola la legislación de México y Canadá, así como los tratados internacionales relacionados con la discriminación y la igualdad de acceso al empleo. No es ninguna sorpresa que el gobierno de Harper esté permitiendo que los empleadores participantes en el SWAP violen los derechos humanos de las trabajadoras agrícolas.

"Los gobiernos de Canadá y México tienen la obligación moral de garantizar que las mujeres reciban el mismo trato que los trabajadores agrícolas migrantes y que sus derechos como trabajadoras sean respetados", dice el Presidente Nacional de la UFCW Canadá, Paul Meinema. "Donde el gobierno ha fallado, nosotros hemos tenido éxito - la sindicalización sigue siendo el único método eficaz para proteger los derechos de los trabajadores agrícolas."

Durante más de una década, la UFCW Canadá ha participado en una lucha ardida para proteger los derechos de los trabajadores agrícolas migrantes y nacionales. Junto con la Alianza de Trabajadores Agrícolas, el sindicato más progresista de Canadá opera 10 centros de apoyo para los trabajadores agrícolas a través de Canadá.