La UFCW Canadá batalla contra las leyes de Quebec que despojan a los trabajadores agrícolas de sus derechos

Print E-mail
 

Quebec, Setiembre 15 del 2014 – La UFCW Canadá presentó un escrito contundente a la Asamblea Nacional de Quebec en relación con el proyecto de ley gubernamental provincial Liberal 8 y su ataque a los derechos laborales de los trabajadores agrícolas de temporada en Quebec, contra la sindicalización y la negociación colectiva.  Al testificar en una audiencia del comité legislativo el 9 de Setiembre en relación con el Proyecto de Ley 8, la Directora Regional de la UFCW en Quebec, AnoukCollet, dijo al comité: "Todo lo que están haciendo con este proyecto de ley es pisotear los derechos de los miembros más desfavorecidos de nuestra sociedad"

La UFCW Canadá representa a los trabajadores agrícolas en una serie de operaciones agrícolas en Quebec.

"Estamos ante la Asamblea Nacional para recordar a la gente que las granjas que ya han sido sindicalizadas son tan viables como el resto", explicó AnoukCollet.  "Ha llegado el momento de poner fin a las excepciones y llevar en línea operaciones de cultivo junto con otras industrias de temporada como los centros recreaciones de ski y de turismo–las leyes laborales deben ser aplicadas de manera justa."

Durante las audiencias, se unieron a Collet por el Local 501 de la UFCW Canadá, el Secretario Tesorero, Mario Delisle, y el Presidente de la Federación de Trabajo de Quebec, Daniel Boyer.

El proyecto de ley viene a raíz de una batalla legal de cinco años liderada por la UFCW Canadá.En última instancia, la Corte Superior de Quebec estuvo de acuerdo con la UFCW Canadá en el año 2013, y declaró inconstitucional e inoperante el sistema de excepción antiguoelaborado en el Código Laboral, el mismo que negaba a los empleados de las empresas agrícolas el derecho a sindicalizarse. Pero, en lugar de acatar la sentencia y derogar esta exclusión, el gobierno Liberal está ahora tratando de conseguir alrededor del mismo la creación de un nuevo sistema de excepciones. En lugar de permitir a los trabajadores el sindicalizarse, se propone la creación de asociaciones cuyo único poder práctico sería el de "informar" sobre las preocupaciones de los trabajadores a los empleadores.

"El Proyecto de Ley 8 es una bofetada gratuita a los trabajadores agrícolas en Quebec.Brinda a los empleadores el permiso para simplemente escuchar y luego ignorar cualquier preocupación de trabajadores", dice el Presidente Nacional de la UFCW Canadá,Paul Meinema.  "Todo lo que hace el proyecto de ley es colocar un sello de aprobación para discriminar contra los derechos laborales y humanos de los trabajadores agrícolas.Vamos a seguir luchando contra esta legislación cínica, inconstitucional hasta su derogación porque cada trabajador agrícola en Quebec merece la igualdad de trato en virtud del Código Laboral ".