Libertad de asociación

Print E-mail

Los trabajadores migrantes y la libertad de asociación.

El derecho de asociación constituye un derecho fundamental e inalienable. La Declaración Universal de los Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, y los convenios 87 y 98 de la Organización Internacional del Trabajo garantizan la libertad de asociación, de sindicación, así como su corolario, el derecho de negociación colectiva. Históricamente, la acción organizada de los trabajadores ha conquistado con grandes esfuerzos el establecimiento de una relación de poder equilibrada entre los empleadores y sus empleados, dejando como legado leyes más justas y condiciones más equitativas.

En un contexto de mundialización e intensificación de los flujos migratorios, la organización colectiva toma un nuevo significado. Migrantes, inmigrantes y personas sin estatus se han convertido en trabajadores de segunda clase. El creciente recurso a políticas laborales y migratorias represivas no sólo no ha disminuido el flujo de migrantes, sino que ha aumentado su vulnerabilidad, haciéndolos presa fácil para la explotación y el abuso. En la medida en la que la deterioración de las condiciones laborales de los no-ciudadanos tiene como consecuencia automática la deterioración de las condiciones generales de todos los trabajadores, la estrategia sindical y el movimiento de solidaridad entre ambos grupos pone un alto a la influencia del sector privado sobre el Estado. El derecho de asociación y negociación va más allá de la simple elaboración de un contrato colectivo: constituye un gesto de organización y movilización política que toca temas tan diversos como la salud, las prestaciones sociales, la capacitación laboral, el acceso a la ciudadanía y la participación en la sociedad. Desde hace ya casi dos décadas, UFCW ha desarrollado campañas de organización y afiliación entre trabajadores migrantes. Estamos lejos de haber ganado la guerra.  Aún el día de hoy, varios estados y provincias imponen límites a la libertad de asociación de ciertos grupos de trabajadores.  Nuestra lucha incluye la exigencia de legislaciones que respeten los principios internacionales de la libertad de asociación y negociación colectiva.  En noviembre de 2010, la Organización Internacional del Trabajo, dictaminó sobre un reclamo de la UFCW Canadá y encontró culpables tanto a Canadá como a Ontario por violación de los derechos de libre asociación de los trabajadores agrícolas de Ontario

La voluntad de nuestros compañeros ha eliminado obstáculos que parecían infranqueables, y derrumbado el mito de que “los inmigrantes no alzan la voz.” A pesar de las amenazas, represalias y deportaciones, las campañas de organización continúan dando frutos. El caso de los trabajadores agrícolas de la provincia canadiense de Ontario ha llegado varias veces hasta la Suprema Corte de Canadá, y ha abierto la brecha para que otros grupos de trabajadores vulnerables sean protegidos contra la discriminación. En Estados Unidos, nuestro sindicato apoyó a los familiares de los trabajadores deportados durante las primeras redadas en los lugares de trabajo, proveyendo asistencia legal y económica durante los momentos difíciles. Año tras año, las campañas de sindicación entre trabajadores migrantes atraen la atención de los medios, año con año los trabajadores nacionales y extranjeros se hermanan en una lucha que es de todos: la lucha por una sociedad más justa, incluyente y progresista.

358vo Informe del Comité de Libertad Sindical de la Organización Internacional del Trabajo.
Queja contra el Gobierno del Canadá presentada por la Unión de Trabajadores de la Alimentación y el Comercio – Canadá (UFCW Canadá) apoyada por el Congreso del Trabajo del Canadá y la UNI Global Union.  Resolución y recomendaciones del Comité, noviembre 2010

Fraser v. Ontario
Ley sobre la Protección de los Empleados Agrícolas
 (AEPA)


Dunmore v. Ontario
Decisión de la Suprema Corte de Canadá ratificando la libertad de asociación para los trabajadores agrícolas.

Fraser v. Ontario
Decisión de la Suprema Corte ratificando la AEPA hasta la fecha.

La Jornada:   Arrestan a 750 indocumentados en una semana de redadas en Los Angeles.
UFCW denunció los arrestos como parte de esfuerzos antisindicales.