Salud

Print E-mail

Sanos llegaron… ¿Sanos regresan?

Año con año, nuestro personal de terreno reporta accidentes y muertes relacionadas con el trabajo que pudieron ser evitadas con un poco de formación y capacitación. Año con año, vemos cientos de trabajadores enfermos regresar a su país sin haber beneficiado de los sistemas de salud públicos a los que contribuyeron con su trabajo y esfuerzo. Los trabajadores migrantes se enfrentan a barreras culturales, lingüísticas y legales para recibir atención médica adecuada durante su estancia en el extranjero. Al no tomar en cuenta las circunstancias específicas de la población migrante y adaptarse para mejorar la accesibilidad, los sistemas de salud violan de facto el derecho fundamental de todo ser humano a la integridad física.

La estructura de los programas de trabajo temporal canaliza a la población migrante a los sectores más difíciles, poco remunerados y peligrosos de la economía. Es justamente en estos sectores donde los riesgos a la salud e integridad de los trabajadores aumentan. Los hospitales, clínicas y empleados de los sistemas de salud carecen de la formación necesaria para atender a esta población. Como consecuencia de la inaccesibilidad del sistema de salud, nos encontramos con que el gasto social en este rubro es casi inexistente cuando se trata de migrantes, puesto que es absorbido enteramente por los trabajadores y sus familias.  Los países de origen pueden difícilmente absorber los costos que esto representa.

Al problema estructural de acceso a las instituciones para los trabajadores migrantes se añaden legislaciones discriminatorias en materia de salud y seguridad laboral para ciertos sectores de la economía. Por ejemplo, la provincia canadiense de Alberta excluye el sector agrícola de la legislación sobre salud y seguridad ocupacional.  UFCW presentó exitosamente un desafío constitucional contra una legislación similar en Ontario.  Sin embargo, aún en los estados y provincias en que los trabajadores están protegidos por la ley, la aplicación cotidiana deja mucho que desear.  El temor continuo de perder su única fuente de ingresos orilla a los trabajadores a aceptar condiciones de trabajo peligrosas, e incluso a no solicitar atención médica cuando la requieren,  o continuar trabajando aún cuando están enfermos o lesionados.

UFCW ha desarrollado programas gratuitos y anónimos de acompañamiento y traducción por urgencias médicas.  Compartimos la opinión de los expertos que relacionan estrechamente la vulnerabilidad del estatus migratorio temporal con una mayor incidencia a contraer enfermedades o sufrir accidentes laborales.